Página inicial Equipo de trabajo Registrate Contactanos Buscar tema específico

WEB ACCESIBLES

DISEÑO Y CONSULTORÍA EN ACCESIBILIDAD WEB
Consultoría y desarrollo de sítios web accesibles..Ver detalles

CONTENIDOS

GUIA INFORMATIVA
Legislación
Salud
Tecnología de apoyo
Discapacidad y sexualidad
Acondroplasia
Turismo Accesible
Síndrome Down
Noticias Discapacidad
La tercera edad
Accesibilidad
Instituciones
Estadísticas
Trabajo
Educación
Talentos
Arte y Cultura
Ocio y Deportes
Otros Sítios Web
CONFLICTO ARMADO
Artículos Especializados
Entidades y personajes
GUIA DISCAPACIDAD
Discapacidades
Terápias
SERVICIOS
Regístrate
Publicar Artículos
Búsquedas
Recomiendanos
QUIENES SOMOS
Equipo de trabajo
Nuestra Historia
Nuestra Misión
Nuestra visión
Logros Institucionales

TUS COMENTARIOS


 
SÍNDROME DE DOWN
 

Básicamente el síndrome de Down es una situación o circunstancia que ocurre en la especie humana como consecuencia de una particular alteración genética. Esta alteración genética consiste en que las células del bebé poseen en su núcleo un cromosoma de más o cromosoma extra, es decir, 47 cromosomas en lugar de 46.

Es evidente que esta definición no da respuesta a algo que quizá es lo que más se desea saber. por qué ha ocurrido ese incremento cromosómico, y si es posible suprimirlo.

De toda la documentación que Down21 posee sobre el síndrome de Down, ninguna explica la razón última de la aprarición de esa alteración cromosómica, de cuya existencia tenemos constancia desde 1.500 años A.C. (Rogers y Coleman, 1994).

Ciertamente, no es posible suprimirla en la actualidad. Lo que sí podemos afirmar de manera taxativa es que no hay ninguna razón para culpabilizar al padre o a la madre por algo que hubieran hecho antes o durante el embarazo, como después explicaremos. El bebé con síndrome de Down es un bebé como otro cualquiera, fruto del amor de los padres, que puede mostrar ciertos problemas que somos capaces de afrontar cada vez mejor. Porque la investigación sobre el síndrome de Down en el campo de la educación y de la salud es tan intensa que vamos alcanzando mejorías sustanciales de una generación a otra.

ver documento completo

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Educación Sexual

LA EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL EN PERSONAS CON SÍNDROME DE DOWN

La sexualidad sigue siendo hoy día para la mayor parte de las familias un tema que suscita cierta inquietud en la educación de sus hijos. Si a esto se suma el hecho de tener un hij@ Síndrome de Down la preocupación suele ser aún mayor. Probablemente el motivo de esta inquietud sea algunas ideas erróneas que existen con respecto a la sexualidad en este colectivo.

Son numerosas las cuestiones que podríamos hacernos: ¿Es necesaria realmente una Educación afectivo sexual? y si así fuera ¿Qué papel juega la familia a este respecto? ¿Qué ideas erróneas se suelen tener? ¿Cuándo debemos empezar la Educación Sexual? ¿El desarrollo es diferente que en el resto de la población? A través de estas líneas intentaremos dar respuesta a estas preguntas.
Muchas familias opinan que no es conveniente hablar demasiado de estos temas con sus hijos e hijas porque es posible que de esta manera se despierte un interés prematuro por el tema. No obstante la investigación sugiere que los programas de educación sexual no aumentan ni disminuyen el deseo sexual sino que por el contrario aumentan el conocimiento y reducen la conducta sexual de riesgo y contribuyen a un uso más responsable de la misma.

Por otra parte, la sexualidad es algo con lo que nacemos, de esta forma los niños a la par que aprenden a caminar y a hablar aprenden también sobre su sexualidad por tanto la Educación Afectivo-Sexual se debe comenzar a edades tempranas.

Incluso puede haber familias que definitivamente piensen que ellos no deben intervenir. En este caso, es bueno que se planteen que sus hijos hoy día verán escenas de sexo en televisión o en otros medios y que se verán expuestos a información de valor discutible que puede ocasionarles confusión.

Mas informacion

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

La autoestima y la autoimagen en la discapacidad

Estimar a una persona es contemplarla con respeto, con consideración, con aprecio. La autoestima, en consecuencia, es contemplarse a sí mismo con sentido de dignidad, con respeto. La autoestima contribuye decisivamente al bienestar personal: quienes poseen autoestima se sienten más felices, son más sanos, tiene menos problemas mentales.
La autoestima y la autoimagen en la discapacidad

Estimar a una persona es contemplarla con respeto, con consideración, con aprecio. La autoestima, en consecuencia, es contemplarse a sí mismo con sentido de dignidad, con respeto. La autoestima contribuye decisivamente al bienestar personal: quienes poseen autoestima se sienten más felices, son más sanos, tiene menos problemas mentales.

Por tanto, promover la autoestima en una persona es realizar cualquier acción que le ayude a contemplarse con ese sentido de dignidad y de respeto por sí misma. Suena muy sencillo, y sin embargo, ¿cómo promovemos la autoestima en las personas con síndrome de Down u otra forma de discapacidad intelectual, cuando los demás se les quedan mirando porque piensan que parecen diferentes? ¿Cómo favorecemos el respeto y el orgullo de sí mismos cuando la sociedad prima la velocidad, la autosuficiencia, las habilidades para comunicarse, la productividad, la eficacia? A pesar de todo ello, vemos a muchas personas con síndrome de Down que poseen un alto nivel de autoestima y respeto de sí mismas. ¿Cómo es esto posible? En buena parte se debe a que las familias y demás personas que les atienden han sabido encontrar maneras de fomentar y promover la autoestima.

La autoestima comienza por aceptar quiénes somos. Para las personas con discapacidad, eso incluye aceptar que la tienen. No podrán estar orgullosas de sí mismas si no aceptan que la tienen. Esa aceptación va a aumentar la utilización y el desarrollo de sus propias capacidades y habilidades, y fomentar la defensa y promoción de sus propios derechos y necesidades.

Ver detalles
 

Biblioteca de Salud

Síndrome de Down

El síndrome de Down es un trastorno cromosómico que incluye una combinación de defectos congénitos, entre ellos, cierto grado de retraso mental, facciones características y, con frecuencia, defectos cardíacos y otros problemas de salud. La gravedad de estos problemas varía enormemente entre las distintas personas afectadas.
¿Con qué frecuencia se produce el síndrome de Down?
El síndrome de Down es uno de los defectos congénitos genéticos más comunes y afecta a aproximadamente uno de cada 800 bebés.1 Según la Sociedad Nacional del Síndrome de Down (National Down Syndrome Society), en los EE.UU. hay alrededor de 350,000 individuos con síndrome de Down.2

¿Cuáles son las causas del síndrome de Down?
El síndrome de Down es causado por la presencia de material genético extra del cromosoma 21. Los cromosomas son las estructuras celulares que contienen los genes.

Normalmente, cada persona tiene 23 pares de cromosomas, o 46 en total, y hereda un cromosoma por par del óvulo de la madre y uno del espermatozoide del padre. En situaciones normales, la unión de un óvulo y un espermatozoide da como resultado un óvulo fertilizado con 46 cromosomas.

A veces algo sale mal antes de la fertilización. Un óvulo o un espermatozoide en desarrollo pueden dividirse de manera incorrecta y producir un óvulo o espermatozoide con un cromosoma 21 de más. Cuando este espermatozoide se une con un óvulo o espermatozoide normal, el embrión resultante tiene 47 cromosomas en lugar de 46. El síndrome de Down también se conoce como trisomía 21 ya que los individuos afectados tienen tres cromosomas 21 en lugar de dos. Este tipo de accidente en la división celular produce aproximadamente el 95 por ciento de los casos de síndrome de Down.3

Ocasionalmente, antes de la fertilización, una parte del cromosoma 21 se desprende durante la división celular y se adhiere a otro cromosoma dentro del óvulo o del esperma. El embrión resultante puede tener lo que se conoce como síndrome de Down con translocación. Las personas afectadas tienen dos copias normales del cromosoma 21 más material de cromosoma 21 extra adherido a otro cromosoma. Este tipo de accidente en la división celular es responsable de aproximadamente el tres al cuatro por ciento de los casos de síndrome de Down.3 En algunos casos, el padre o la madre tiene una redistribución del cromosoma 21, llamada translocación equilibrada, que no afecta su salud.

Aproximadamente del uno al dos por ciento de las personas tiene una forma del síndrome de Down llamada síndrome de Down en mosaico.3 En este caso, el accidente en la división celular tiene lugar después de la fertilización. Las personas afectadas tienen algunas células con un cromosoma 21 adicional y otras con la cantidad normal.

Ver detalles

 


 

SITIOS RECOMENDADOS

A continuacion relacionamos sitios especializados en el tema:

-http://www.down21.org/index.asp

-http://www.nacersano.org/centro/9388_9974.asp

-http://www.abcdelbebe.com/node/93265

-http://www.padresdown.org/

 
 

 

 
 

 

 

 
 
 
 
 

publicidad
publicidad
 


~~~~~~~~~~~~~~~~ ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~




Publicado en: 2009-10-07 (59854 Lecturas)

[ Volver Atrás ]

DiscapacidadColombia.com derechos reservados 2003 © Medellín-Colombia

Escríbenos a nuestra dirección de correo: comunicaciones@discapacidadcolombia.com

Software Copyright © 2003 . todos los derechos reservados. versión de software gratuita GNU/GPL license.

Se recomienda la visualización de este sítio con una resolución de 800x600

Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de su respectivos autores. Los comentarios son propiedad de sus posteadores, todos lo demás © 2004 por discapacidadcolombia.com.