Página inicial Equipo de trabajo Registrate Contactanos Buscar tema específico

WEB ACCESIBLES

DISEÑO Y CONSULTORÍA EN ACCESIBILIDAD WEB
Consultoría y desarrollo de sítios web accesibles..Ver detalles

CONTENIDOS

GUIA INFORMATIVA
Legislación
Salud
Tecnología de apoyo
Discapacidad y sexualidad
Acondroplasia
Turismo Accesible
Síndrome Down
Noticias Discapacidad
La tercera edad
Accesibilidad
Instituciones
Estadísticas
Trabajo
Educación
Talentos
Arte y Cultura
Ocio y Deportes
Otros Sítios Web
CONFLICTO ARMADO
Artículos Especializados
Entidades y personajes
GUIA DISCAPACIDAD
Discapacidades
Terápias
SERVICIOS
Regístrate
Publicar Artículos
Búsquedas
Recomiendanos
QUIENES SOMOS
Equipo de trabajo
Nuestra Historia
Nuestra Misión
Nuestra visión
Logros Institucionales

TUS COMENTARIOS


 
La Sexualidad; un don don; un derecho
 

La discapacidad y el sexo no son ya un tema tabú, pero despiertan reacciones personales y subconscientes en muchos de nosotros (...) La sexualidad existe en sí misma. De igual forma que no hay una sexualidad específica para suegras o funcionarios, tampoco existe una sexualidad especial para las personas con discapacidad. Nuestra sexualidad existe desde el principio. El hecho de que vayamos a ser hombres o mujeres se decide en el instante de la concepción, y los genitales se desarrollan durante la vida del feto. Nos desarrollamos físicamente en la adolescencia, las hormonas sexuales comienzan a segregarse y nuestras necesidades sexuales se hacen más intensas durante la pubertad. Esta es la parte biológica. Así pues, todos nacemos sexuados, siendo la sexualidad un don por disfrutar, una dimensión por desarrollar independientemente de la situación geográfica, económica o física.

Ver detalles

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Planificación Familiar y Discapacidad

 

La planificación familiar persigue como objetivo la plenitud de los seres humanos (Atucha y Schiavo, 1994, pág.52) y defiende el derecho de que las personas sólo tengan los hijos que desean. A este componente de la salud reproductiva se le puede definir como la decisión libre, consciente y voluntaria de las parejas para determinar el número de sus hijos y el espaciamiento entre ellos.

Existen sólidos argumentos a favor de la planificación familiar, entre ellos está el que posibilita a los seres humanos el ejercicio de un derecho básico, el que a largo plazo reducirá la prevalencia del aborto provocado y mejorará la administración de la salud y la salud materno infantil (Atucha y Schiavo, 1994).

El positivo efecto de la planificación es beneficioso para la salud materna al permitirle a la mujer tener hijos cuando esté mejor preparada para ello. Las más jóvenes tienen una mayor probabilidad de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto que las mujeres que ya han cumplido 20 años; corren igual riesgo las que quedan embarazadas al final de la edad reproductiva. Es significativo también que pequeños espaciamientos entre un embarazo y otro no propician la recuperación del cuerpo materno del desgaste que implica el embarazo, el parto y la lactancia. Se plantea, además que la planificación familiar mejora la salud infantil, porque en la medida en que un embarazo esté más próximo del otro, en que sea más numerosa la familia, y en que las madres no hayan cumplido los 20 años o que queden embarazadas al final de la vida reproductiva, la posibilidad de la pérdida del embarazo o la muerte de niños en los primeros años de su vida es mayor, así como también será mayor la probabilidad de que sufran menoscabo su salud y crecimiento.

Los prejuicios asociados a la sexualidad y reproducción de los discapacitados, condicionan que muchas de las personas con alguna discapacidad renuncie a su derecho a tener una sexualidad plena por miedo al embarazo, a tener hijos con alguna discapacidad o por el temor a no poder criarlos. (Posse y Verdeguer, 1991).

Ver mas

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
La discapacidad y el embarazo, compatibles

La discapacidad no tiene que ser un obstáculo para la maternidad. Cada vez existe más experiencia de que en distintas enfermedades discapacitantes el embarazo y el parto pueden discurrir con normalidad. No obstante, la decisión se debe sopesar e individualizar en cada caso.
El profesional debe mostrarse receptivo ante el deseo genésico de la paciente discapacitada, exponerle los riesgos y trabajar junto con su médico rehabilitador habitual. Hay aleccionadores ejemplos de mujeres que han gestado y alumbrado con éxito a sus hijos y que ejercen de madres.
En las décadas de 1950 y 1960 la consigna de los neurólogos ante las mujeres con esclerosis múltiple (EM) que deseaban una gestación era una rotunda negativa. Hoy, esta filosofía parece completamente superada, ya que, a finales de los años 90 y principios del siglo XXI, varios trabajos científicos han demostrado que la enfermedad -que cursa en brotes- es menos activa durante el embarazo, según informa Mar Tintoré, neuróloga de la Unidad de Esclerosis Múltiple encuadrada en la Unidad de Neuroinmunología Clínica del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (Cemcat), en el Hospital del Valle de Hebrón.

Ver detalles

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
La discapacidad no acaba con la pasión ni el amor

Ante una lesión en la columna por accidente o por arma, no sólo quedan comprometidas la movilidad y la sensibilidad, sino la autoestima y la valía. Estas personas deben superar su propia barrera física y las que encuentra en su familia y en el entorno. No hay fórmulas únicas, cada caso necesita tratamiento personalizado.
Cuando una persona nace con discapacidad o sufre una lesión discapacitante, la sociedad, la familia y las entidades de salud buscan que ésta vuelva a sonreír, logre trabajar y sepa valerse por sí misma en su cotidianidad, pero casi nadie le habla de cómo será su rehabilitación desde la vivencia de la sexualidad.

En otras palabras, nunca le dicen cómo continuar su relación de pareja o cómo asumir su intimidad, cuando la discapacidad es adquirida o cómo lograr una vida sexual, si la discapacidad es congénita o de nacimiento. Más o menos la recomendación no explícita pero sí implícita es "defiéndase como pueda". El resultado es el aumento de separaciones.

"En nuestro medio la reconstrucción de un discapacitado se hace desde lo médico, lo físico y lo funcional, incluso lo psicológico, pero el tema sexual lo evaden. Le enseñan cómo controlar los esfínteres o cómo caminar o cómo volver al trabajo o al estudio, pero pocos especialistas abordan la vivencia sexual", dice Mónica Rojas Monedero, terapista sexual.

"La primera impresión que tiene una persona discapacitada, por ejemplo, con lesión medular (columna vertebral), es que se siente como si fuera mitad hombre o mitad mujer, según sea el caso".

Esta es la deducción a la que ha llegado el médico fisiatra Carlos Juan Antonio Toro, quien lleva 22 años trabajando en la recomposición de la vida sexual de las personas discapacitadas con compromiso de columna vertebral, una de las más frecuentes en el país por los altos índices de violencia y de accidentalidad de tránsito.

Ver documento

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
SIDA y Personas con Discapacidad

La incidencia del HIV/SIDA entre las personas con discapacidad es poco conocida, principalmente debido a la persistente ausencia de estudios e investigaciones que la describan y permitan orientar acciones eficaces e inclusivas de información y prevención.

En la medida que –tal como se ha demostrado- los adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad forman parte de una población altamente vulnerable a situaciones de abuso, violencia sexual y embarazo precoz, es previsible que la prevalencia de infecciones por VIH u otras dolencias de transmisión sexual sea elevada entre ellos.

Casi cinco millones de personas contrajeron el virus de VIH/SIDA a lo largo de 2005, uno de los mayores saltos desde que los casos comenzaron a ser registrados en el año 1981. Actualmente, el número de personas con HIV se ha estimado en 40,3 millones. Los datos son parte del informe anual de ONUSIDA, organización de las Naciones Unidas dedicada a combatir dicha enfermedad. En lo que respecta a América Latina, el informe afirma que existen 1,6 millones de personas con HIV, un aumento de 300 mil con relación a 2003. En este período, el número de muertes creció de 36 mil a 62 mil.

La buena noticia es que los países que se dedican a promover activamente cambios positivos en el comportamiento sexual de los jóvenes (léase mayor uso de preservativos, iniciación sexual más tardía, etc.), indicaron una reducción en el número de infecciones por la enfermedad. Sin embargo, más de dos décadas después del comienzo de la epidemia, el informe dice que en muchas partes del mundo, la información disponible acerca la transmisión del HIV continúa siendo demasiado baja precisamente entre los grupos más expuestos. El caso de la población de personas con discapacidad, que tienen un acceso bajísimo a los programas de prevención y promoción de salud, ilustra claramente esa realidad. Existen países en América Latina que tienen programas nacionales de lucha contra el VIH desde hace 15 años, pero todavía no consideran utilizar abordajes que ofrezcan cobertura a todos y den respuesta a las necesidades particulares de las personas con discapacidad.
Ver Documento Completo

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
 
 

Hablar sobre la sexualidad con mi hijo

Los niños y jóvenes con discapacidades, incluido el síndrome de Down, se ven a menudo confrontados con barreras de actitud, aislamiento y falta de información sobre su desarrollo sexual y su sexualidad. Esto les lleva a tener un mayor aislamiento, riesgos de su salud e incluso abuso sexual.

En primer lugar, aclaremos lo que es la sexualidad. La sexualidad forma parte del ser de cada uno y comprende una serie de temas que guardan relación con el vivir de cada día, lo privado y lo público, el contacto y los límites, las habilidades sociales, las relaciones, la pubertad, las actividades sexuales, la toma de decisiones, la salud, la seguridad. Muchas de las lecciones que hemos de dar sobre estos temas han de iniciarse ya en las primeras edades, cuando el niño gatea y en la edad pre-escolar, mediante el uso de nuestros propios modelos (por ejemplo, el modo en que nos aseamos), y respondiendo de manera sencilla a las preguntas de su hijo. Lo que usted enseñe mediante estos métodos y en estas edades va a quedar como fundamento y base de las largas lecciones de la vida que conciernen a la sexualidad, al desarrollo de una sana actitud sexual y de habilidades sociales apropiadas. Para poder hacer una sana elección, para saber resistir la agresión y el abuso sexual, resulta esencial estar informado sobre el propio cuerpo, sobre el desarrollo sexual y sobre los derechos a la privacidad.

A veces los niños y jóvenes con síndrome de Down se comportan de manera poco apropiada simplemente porque están confusos, o no han sido educados sobre los conceptos de lo que es privado y lo que es público. Por ejemplo, pueden estar haciendo algo correcto (una conducta natural o apropiada), pero lo están haciendo en el momento inoportuno o en el lugar inadecuado (contexto inapropiado). O pueden estar haciendo algo que fue reforzado en su momento como una conducta “mona”, pero que ahora que ya son mayores, resulta inapropiada. Esta confusión en los criterios puede hacer que los niños y jóvenes con discapacidad intelectual se encuentren ante situaciones desagradables e inseguras.
 

Ver documento completo:

 


 

ABUSO SEXUAL EN NIÑEZ CON DISCAPACIDAD

 

El abuso sexual se puede manifestar a través de diversas formas: la violación, el incesto, la prostitución, la exposición o participación en pornografía, obligar a tocar o ser tocado, obligar a ver o ser visto, observar acciones sexuales, la penetración anal o vaginal con algún objeto, el sexo oral y otras.

 

Texto Completo

 
ABORTO Y DISCAPACIDAD

 

¿Qué hay de la mujer a cuyo bebé, no nacido aún, se le diagnostica deformación o discapacidad?

Desde luego quiero antes hacer un breve paréntesis para aclarar que hablaré de “niños discapacitados” sabiendo de antemano que me refiero con el debido respeto a todos aquellos que en la sociedad latina se les llama con mucha razón, “personas con capacidades diferentes”.

Primeramente veamos que el diagnóstico médico a veces puede ser equivocado. Hay registros médicos en donde se había previsto que el bebé nacería sano y fuerte; sin embargo, cuando llegó, nació con una discapacidad o viceversa.

Ver detalles

 

 
EDUCACIÓN SEXUAL DE NIÑOS, NIÑAS Y JÓVENES CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL

Familia

Que los niños, niñas, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual puedan vivir su sexualidad de manera más, o menos sana, adecuada socialmente, y plena, no depende exclusivamente de su limitación intelectual, sino de las vivencias y de los apoyos que su entorno familiar, escolar y social, les posibiliten o les nieguen.

Una educación sexual adecuada desde temprana edad puede contribuir a que niños, niñas y jóvenes con discapacidad intelectual: sean capaces de conocer su propio cuerpo, comprender los cambios que experimentan en él, reconocer sus estados de ánimo y aprender la manera de relacionarse con los demás. Por medio de ella, podrían lograr un desarrollo más equilibrado y disponer de mejores herramientas para vivir plenamente su sexualidad, evitando situaciones riesgosas para su salud física o mental, así omo para la de los demás.

Ver mas
 

 
 
 
 
 

publicidad
publicidad
 


~~~~~~~~~~~~~~~~ ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 




Publicado en: 2009-11-04 (81316 Lecturas)

[ Volver Atrás ]

DiscapacidadColombia.com derechos reservados 2003 © Medellín-Colombia

Escríbenos a nuestra dirección de correo: comunicaciones@discapacidadcolombia.com

Software Copyright © 2003 . todos los derechos reservados. versión de software gratuita GNU/GPL license.

Se recomienda la visualización de este sítio con una resolución de 800x600

Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de su respectivos autores. Los comentarios son propiedad de sus posteadores, todos lo demás © 2004 por discapacidadcolombia.com.